Diosas ancestrales: Nancy Cameron

Aunque a nosotros nos gusta más echar mano de las modelos eróticas vintage que representan una época que se fue, esas señoritas de tetas desproporcionadas, a menudo de tipo torpedo (gran tamaño, alargadas y con cierta caída pero con un repunte al final de la mama que desafía todas las leyes de la física y la anatomía), hay otras bellezas antiguas dignas de nuestra fascinación. Hoy nos toca hablar de Nancy Cameron, que ejemplifica ese tipo de cuerpo absolutamente perfecto, armonioso y natural que tuvo cierto éxito en la Playboy de 1974 —donde fue Playmate de enero— y que obtendría la misma admiración si sus desnudos fuesen actuales, en pleno siglo XXI.

Este post ha sido publicado por Pinjed. Ahora tú también puedes compartir con la comunidad de Orgasmatrix tus propias noticias, reseñas, o cualquier hallazgo pornográfico que consideres interesante.

Comentarios

Relacionado