Moka Mora, el culo sin descanso

Conocimos a Moka Mora de una manera poco ortodoxa: fue uno de aquellos casos remotos y fascinantes en que la starlet parece querer entrar en la industria como un elefante en una cacharrería y da un golpe de autoridad debutando con una práctica tan exigente como el gangbang extremo. Cuando quisimos volver a ella habían pasado solo dos meses y su corta filmografía rebosaba sexo anal por todas partes, una voluntad evidente de que Moka busca especializarse en las penetraciones por la puerta trasera. Hoy, tres meses después de nuestro segundo encuentro con ella, volvemos a ser testigos de una continuidad tan regular como convencida: no solo no ha dejado de practicar sexo anal frente a la cámara, sino que parece que Moka quiere ser el ano de referencia en el porno, y no dejará de trabajar con él hasta que lo consiga.

Comentarios

Relacionado

Bienvenido a Orgasmatrix. Usamos cookies.