Marina Visconti, por la puerta grande

Pinjed

Por 6

Otra de las que se apuntó a la fiesta de novedades en el catálogo de pornstars que fue la imperdible Stacked #2 de Hard X fue una rusa que nosotros venimos siguiendo desde sus primeros pasos en el porno centroeuropeo hasta su reciente conquista del éxito allende los mares: Marina Visconti. El otro día por lo visto se quejaba de que su agencia la había engañado con algún asunto monetario y que estaba buscando otra que fuese más cumplidora. La respuesta fue instantánea: decenas agencias contestaron a su twit buscando contactar con ella. Y con escenas como esta que sigue, nos nos extraña en absoluto.

Relacionado

Comentarios

  • Florinda

    Qué belleza. Eso es amor.

    Cuando uno se enamora a los 18 años, dura muchos años en que el prototipo de cuerpo ideal para amar es el mismo de esa persona a la que uno amó. En mi caso, era el cuerpo flaco, lánguido, delicadamente fragante a macho, de pelo despeinado, de mis hombres. Con los flacos uno puede tener prácticamente 100% de seguridad de que hay una verga enorme, y que uno no saldrá nunca defraudado. Por eso mismo siempre los busqué flacos, por el puro temor a encontrarme con un verga pequeño que me asqueara y que tirara por el piso mis ilusiones. Pero la semana pasada… ¡la semana pasada!… Till Lindemann, vocalista de Rammstein, siempre me había parecido la efigie del sexo. En esa frente, sobre su deliciosa mirada segura y agresiva, se me figuraba escrita la expresión “sexo puerco, pedazos de zorras”. Pocos hombres encarnan el erotismo que ya es sexo mismo con solo su presencia. Pero la semana pasada… Esa combinación de cuerpo inmenso con verga grande es la apoteosis sexual que ninguna mujer debería morir sin tener entre sus piernas. Me gusta un hombre que pueda abrazar con el ancho de mis brazos, que pueda manejar fácilmente si lo cojo de los deliciosos huesitos de la cresta iliaca, pero nunca antes me había atropellado bestia semejante: nada de huesitos, nada de cuerpo abarcable, nada de mi dominio de fuerza femenina porque su simple abrazo ya era fuerza. No era un hombre hipermusculado, narcicismo antierótico por excelencia para mí, sino simplemente un hombre grande, de vientre grande pero sin ser descuidado, y toda esa extensión de carne de grandes piernas, de grandes brazos, de pecho y vientre inmensos, y luego esa voz gruesa y ese olor a macho…

    He amado antes, pero por primera vez he sentido la fuerza hegemónica de un hombre sobre mi propia fuerza, he sentido el animal y salvaje atavismo mismo de lo que implica la rendición de mi cuerpo de hembra ante el fuerte torso de un macho que un abrazo me abarca.

    No se mueran nunca, hombres que saben ser machos (solo) en la cama. El terreno para que la leona permita la cópula mientras ustedes le muerden el cuello para someterla, es el terreno del respeto, de la autenticidad, de ser ustedes mismos sin deseos de dominación, porque las ‘hembras, hembras’ (parodiando la boba publicidad de un desodorante) solo permitimos la dominación sexual absoluta del que no intenta dominarnos fuera del sexo.

    Estoy feliz. Logré el trofeo de un Till Lindemann, o de un Manuel Ferrara entre mis piernas.

    • Betox

      que interesante

  • Putinero

    Vivan las putas rusas y viva putin!!!

  • Dragonaut

    En el Interné!!!

  • GarTulK

    jA JA que pedazo de comentada y definicion en una palabra de otros tipejos en la industria, puesto que concuerdo con tu descripcion y alagos al Maestro Ferrara, esperate al ver las escenas con Misha Cross y Carter Cruise que a mi parecer se pudiece considerar como la nueva mejor actriz.

  • GarTulK

    Necesitas JDownloader 2 Beta y entrar a planetsuzy.org buscando por la tipa.