Mandy Kay, el culo de la conversión

Igual me cuelo con esta, pero tengo la impresión general de que, creo, es de dominio público la preferencia de la revista Playboy por las tetas antes que por los culos. Juraría que es algo propio de la cultura estadounidense previa a la era Kardashian/Minaj/López que vivimos hoy, no solo del emporio gobernado por Hugh Hefner, pero hace no mucho una señorita que pasó por las páginas de la publicación demostró que las cosas han cambiado. A pesar de ser una revista eminentemente tetófila, la belleza y el hermosísimo culo de Mandy Kay convierten a cualquier a la doctrina que ella diga, y a las pruebas me remito.

Comentarios

Relacionado

Bienvenido a Orgasmatrix. Usamos cookies.