Maestras de la mamada: la doppelgänger

Pinjed

Por 0

He tenido que ver el vídeo varias veces e incluso enviárselo a un amigo para estar seguros: creo que no se trata de Adriana Chechik, aunque el parecido creo es hasta cierto punto incuestionable. Creo que la mayor diferencia entre esta felatriz anónima y la superestrella del porno americano es que la segunda se comería el rabo ante ella hasta el esófago, sin importar la longitud del reto ni el grosor de la dificultad, y en cambio esta chica hace lo que puede. Se le ven ganas, eso sí, y es aparentemente guapísima y sobre todo hace un uso estupendo de los labios en una mamada en la que, eso sí, reparte su atención entre la polla y la cámara.

Relacionado

Comentarios