Maestras de la mamada: comer con los ojos

Pinjed

Por 2

Cuando tratamos de desglosar las facetas de la mamada en realidad estamos haciendo un ejercicio imposible: descomponer en facetas y buscar una lógica maquinal a algo que no la tiene, algo que es un acto de amor, de placer o de complacencia orgánico. Pero aun así, cuando queremos desentrañar los secretos de La Mamada Perfecta siempre tenemos en cuenta un elemento que otros a buen seguro ignoran: la mirada. La expresión de los ojos, la adecuada sutileza del gesto libidinoso y la capacidad para coordinar esa comunicación no verbal con el acto mismo de la felación son virtudes que exhibe la jovencita de este vídeo. Y de qué manera.

Relacionado

Comentarios