Maestras de la mamada: Dirty talk en alemán

Pinjed

Por 2

Cuando reseñamos el buen hacer de una felatriz amateur siempre tratamos de desglosar los distintos elementos que componen el complejo mecanismo de una mamada competente. El ritmo, la velocidad, el uso de la lengua, el trato a los huevos, las maniobras manuales o la mirada son parte esencial de una sesión memorable de sexo oral, pero hay otras cosas que para unos pueden ser un bonificador y para otros una fuente de bajona, añadidos a la chupada de polla que no son del gusto de todos. Uno de ellos es el dirty talk, el decir marranadas como parte misma del acto felatorio. En el ejemplo de hoy esta señora alemana parece que lo utiliza como arma primaria de su ejercicio oral, y aunque uno no entienda un carajo, hay que reconocerle la persistencia.

Relacionado

Comentarios

  • Pepote Grillote

    Muy interesante el poder comprobar que este idioma del que están tan orgullososo los germanos sirva para algo más que para hablar con los caballos.

  • Garganta de Cuero

    Je, je, je, más que una mamavergas amateur, esta mujer tiene toda la planta de una dominatriz, qué manera de jugar con sus pelotas. No me extrañaría que su compañero hubiese estado atado a la cama. De todas maneras fue una escena muy morbosa.