Maestras de la mamada: la lengua mágica

Me he estado fijando en que últimamente casi todas nuestras propuestas de la sección Maestras de la mamada son jóvenes y bonitas felatrices que destacan sobre todo por lo bonito de su rostro, y eso no es lo que perseguíamos cuando inauguramos este rinconcito viscoso. La idea es hablar de mujeres con un grado de maestría e implicación superior, y creo que el ejemplo que traigo hoy para compensar representa a la perfección este objetivo: una señora cuarentona o cincuentona que en circunstancias normales quizá no nos llamaría la atención y que no tiene un físico especialmente agraciado, pero que se aplica con una intensidad al ejercicio de la mamada, a la tarea de dejar seco a su compañero.

Comentarios

Relacionado

Bienvenido a Orgasmatrix. Usamos cookies.