Madison Ivy, la diosa de metro y medio

Pinjed

Por 36

Ni coqueteando con el ridículo gastroerotismo de los fideos chinos pierde la compostura esta auténtica dama de hielo. Sus raíces bávaras se dejan ver en cada gesto, por mucho que ella se criase en Texas rodeada de paletos con sombrero de cowboy y rubias pechugonas, y esos penetrantes ojazos azules en ese cuerpecito cincelado en el quirófano son una combinación ganadora junto su voracidad de tiburón pornográfico. Madison Ivy no hace nunca mucho ruido, pero es letal en cada escena que graba y el mejor indicador es la expresión extática de sus compañeros, en el caso de hoy Danny Mountain. Su cara de: “no puedo creer que además me paguen por eso”.

Lo sentimos, este video ha sido eliminado

Relacionado

Comentarios