Choque de diosas: Little Caprice y Piper Fawn

Todos sabemos muy bien que República Checa es uno de los baluartes internacionales de las mujeres guapas lo suficientemente atrevidas (o lo que sea) como para hacer porno. Pero si me preguntaran quién es mi checa favorita, al margen de las que suelen aparecer por aquí, guardo una mención especial para una dama con una belleza que revienta lo estándares. He pasado por aquí alguna vez: se llama Piper Fawn y es una pelirroja con cara de traviesa y un cuerpo absolutamente demoníaco. Lo malo: que nunca la veremos acercarse a una polla. Es grave, sí, pero con lésbicos como este con la otra gran checa, Little Caprice, uno lo sobrelleva mejor.

Comentarios

Relacionado

Bienvenido a Orgasmatrix. Usamos cookies.