Nos meamos en la nueva censura británica del porno

Fogardo

Por 29

El pasado lunes, en nombre de la decencia y con la única finalidad de fortalecer los valores éticos del país, se daba luz verde en el Reino Unido a una enmienda a la Ley de Comunicaciones aprobada en 2003. Esto significa que a partir de ahora algunos vídeos bajo demanda (VoD) deberán regirse por las mismas reglas —las del British Board of Film Censors— que las revistas y los DVD porno que se venden en los sexshop.

De acuerdo también con esta modificación legal una larga lista de prácticas sexuales son consideradas como potencialmente peligrosas y, en consecuencia, serán prohibidas por la ley. Lo preocupante de dichas medidas es la no diferenciación entre actos consentidos y no consentidos, amén de incluir en la lista negra aquéllos en los cuales las mujeres obtienen más placer que los hombres y que, obviamente, no siguen el canon tradicional del correcto amante inglés. Veamos cuáles son las prácticas que los censores británicos aseguran ponen en peligro la vida del que las practica:

Spanking, caning and aggressive whipping

Azotes con la mano, con una fusta o con un látigo. Las dos últimas prácticas se engloban paradójicamente en lo que se conoce como “disciplina inglesa”, pero la primera es un ejercicio relativamente habitual en el porno convencional. En cámara suele utilizarse bajo técnicas que minimizan el dolor y aumentan la sonoridad y espectacularidad, poniendo la mano firme y procurando que el golpe sea hermético y plano.

Se admitirán los juegos de dolor moderados, pero nada que implique marcas, laceraciones, morados o sangre.

Penetration por cualquier objeto

Se acepta la inserción de buttplugs y otros instrumentos diseñados para el sexo, pero por ejemplo la penetración con un bate de béisbol, una herramienta de bricolaje o un teléfono móvil quedará prohibida. Se acepta el uso de fucking machines, aparatos específicamente fabricados para penetrar.

Humilliation and physical or verbal abuse

La humillación y el abuso físico o verbal serán inaceptables, incluso aunque se estipule un consenso previo.

Del mismo modo, quedan muy limitadas ciertas representaciones como el incesto ficticio, los juegos de rol simulando a menores de edad o la emulación de sexo forzado bajo coacción por arma blanca o de fuego.

El ballbusting o golpeo de testículos queda aceptado solo si el nivel de dolor representado es moderado. Se prohíbe el ball-yanking o tirones de huevos.

El bondage completo en conjunción con una ball-gag (o mordaza) bloqueando el habla queda también prohibido a menos que se estipule dentro de la misma escena una señal para detener la acción y que el sujeto pasivo tenga en todo momento la habilidad de efectuar esa señal, por ejemplo dejando un brazo libre o permitiéndole hablar.

Urolagnia (known as “water sports”)

water sports
La lluvia dorada y otras variantes de la urolagnia relacionadas con la utilización sexual de la orina quedan prohibidas en todas sus vertientes, tanto tópicas (udinismo) como orales (urofagia). Solo se acepta si la orina no entra en contacto con nadie.

Female ejaculation

El squirting o eyaculación femenina se acepta durante la masturbación o el coito siempre que la cantidad de flujo sea pequeña y no sea deliberadamente echada sobre otra persona o consumida. Se acepta su ingesta si es evidente que se trata de una simulación y se ha sustituido por otra sustancia.

Los enemas son aceptables si no tocan a nadie y no incluyen restos de heces. Toda forma de consumo de la eyaculación masculina queda aceptada.

Strangulation

estrangulación y asfixia
Toda forma de estrangulación, asfixia o restricción respiratoria queda prohibida.

Facesitting

Queda prohibido el facesitting (sentarse sobre la cara de alguien) como forma de restricción respiratoria. Solo se aceptará su práctica si se ve claramente que hay una vía de aire abierta para el sujeto pasivo.

facesitting

El gagging (o la estimulación del reflejo de arcada) queda permitido siempre que no ocupe toda la escena y que no se usen expresiones del estilo “gag on my cock” (“gorgotea en mi polla”), algo que se interpretará como una referencia a la asfixia.

Fisting

El fisting está prohibido. No se pueden introducir los cinco dedos a la vez hasta más allá de los nudillos, aunque sí se acepta la penetración con los cinco dedos de ambas manos siempre que los nudillos no sea insertados.

La BFCC se reserva el derecho a prohibir la penetración con miembros amputados, aunque todavía no se ha posicionado.

Con esta medidas el gobierno se asegura erradicar las producciones realizadas en su territorio pero no impide que el público inglés siga consumiendo porno a la carta, esto es, disfrutando de los géneros y prácticas que han sufrido las severas restricciones. Como afirma Jerry Barnett, del grupo Sex and Censorship, “no parece que existan explicaciones racionales para la mayoría de las normas aprobadas. Son simplemente un conjunto de juicios morales diseñados por personas que han luchado sin cesar para detener el consumo de pornografía por parte del pueblo británico.” Y razón no le falta.

Por último, me gustaría dejaros con las estadísticas que los muchachos de Pornhub han realizado con las búsquedas de las prácticas afectadas. Como era de esperar, tras la entrada en vigor de la modificación, las búsquedas se han disparado con fuerza. Las palabras facesitting, strangulation, female ejaculation y abuse han incremento un 16%, mientras que fisting, whipping, spanking, un 32%, 35% y 43% respectivamente. La palma se la lleva caning con 201% respecto a búsquedas anteriores a la modificación legal. Nosotros nos meamos en la nueva censura británica al ritmo de aquel himno nacional que decía: ¡Dios salve a la Reina!

Búsquedas Pornhub

búsquedas pornhub

Relacionado

Comentarios