La pornografía y su evolución

Lejos de mi juventud y con 37 años, siempre nos reímos con mis amigos cuando recordamos la peripecias que había que hacer hace 24 años aproximadamente para ver ¡una teta!. No solo en la televisión o revista alguna. Soy de Argentina y tengo que agradecer mucho el cine de Armando Bo, quien dio a conocer a su esposa, la famosa Coca Sarli. La cual salía en películas de bajo presupuestos y con guiones tan malos que en la actualidad uno lo vería solo para reírse… No por la falta de talento de Sarli, sino que en su momento dicho cine era una mezcla de bizarro con algo de erotismo.

Esperar hasta altas horas de noche solo para ver una escena de 1 minuto. Eso era solo la parte de la televisión, ahora ver una revista de sexo era como encontrar el Santo Grial para un adolescente, si bien uno tenía acceso por medio de algún tío descuidado, que no las escondía bien o uno había generado un don de donde buscarlas. Las mismas contenían noticias, política y un poco de desnudo, esos desnudos eran los suficientes para dar rienda suelta a la imaginación y generan una escena de una imagen.

Coca Sarli desnuda

El tiempo fue pasando y otros canales empezaron a dar películas eróticas como: Emmanuelle, estas tenían un argumento y las escenas de sexo mostraban más que el cine de Armando Bo, destronando a la Coca Sarli. Era típico hablar en el patio del colegio de dichas películas. El único inconveniente era poder verlas. Por qué las trasmitían a las 4 de la madrugada. Pero como dice el dicho, si Dios te cierra una puerta entra por la ventana… Un compañero del colegio dio una novedad única. Sus padres eran italianos y vio a su padre viendo un programa por un canal de aire llamado Italia per adulti, conducido por un italiano residente en Argentina, más precisamente Mar del Plata, llamado Tony Antrilli. En dicho programa el hombre hablaba en italiano y castellano de varios temas pero lo importante era que daba vídeos de desnudos. Los mismos fueron destronado a las películas de Emmanuelle, no por la calidad, sino por el horario lo daban mucho más temprano. El tiempo fue pasando y llego el canal pornográfico llamado Venus, este era codificado ver unas escenas de «sexo» de forma de flashes de intervalos de 30 segundo era un logro. De a poco fue destronando el programa del italiano, lo mejor que con un amigo habíamos creado un descodificar que por medio de un potenciómetro, capacitor, resistencias varias podíamos ver las películas porno entre otros canales codificados.

En forma paralela llegaba internet, el cual era lo más lento del universo comparado a la actualidad, y en ese momento no se podía ni ver un vídeo porno, solo imágenes pixeladas que con imaginación uno podía formar una forma humana. Siendo el canal pornográfico el único medio de ver películas, en esa época sin alquilar VHS en un vídeo club barrial. Pero lo asombroso fue la evolución de internet en poco tiempo, se podían de ver imágenes clara, para luego ver cortos pornográficos, destronando al canal codificado.

El tiempo siguió avanzando y las empresas de películas para adulto se dieron cuenta del gran consumo de sus productos vía internet, dándole un vuelta de hoja a los filmes pornográficos, no solo en calidad, variedad y descubriendo nuevos gustos en categorías como las que se encuentran en la actualidad, como las que son de mi preferencia el squirt, por ejemplo.

Llevando internet el cine para adultos a todos lados del mundo donde se encuentre un dispositivo conectado es lo que antes solo uno podía ver de forma esporádica cada muerto de obispo. Lo interesante de todo esto es adónde llegara la industria de cine para adultos en el futuro? En 20 o 25 años, ¿cómo será? Ahora ver sexo en vivo es otra novedad que antes era solo producto de la imaginación, abriendo otra puerta a una industria que al parecer va evolucionado continuamente, quizás cuando tenga 70 años me encuentre con mis amigos y nos volvamos a reír de esos momentos de lotería que era ver un vídeo o imagen de una teta.

Este post ha sido publicado por pipig. Ahora tú también puedes compartir con la comunidad de Orgasmatrix tus propias noticias, reseñas, o cualquier hallazgo pornográfico que consideres interesante.

Comentarios

Relacionado