Koturanov se suma al nuevo erotismo ruso

Llevamos, sin exagerar ni una pizca, al menos media docena de fotógrafos y realizadores de erotismo salidos de Rusia en los últimos cinco años, y no parece que esa tendencia disminuya. Todos ellos, eso sí, parecen más vinculados al mundo de la música electrónica y la noche moscovita y sanpeterburguesa, y Dimitri Koturanov encaja totalmente en este perfil de fabricante de fantasías curvilíneas musicadas desde la madre patria. Pero en lo que más coinciden todos estos realizadores es una cosa que no tiene nada que ver con el estilo o la técnica: un gusto para elegir a sus modelos que difícilmente se puede discutir.

Be Bad with Molly

No Lie with Kate

Comentarios

Relacionado

Bienvenido a Orgasmatrix. Usamos cookies.