Kagney Linn Karter en su mejor POV

Pinjed

Por 16

En septiembre de 2009, de la mano de Digital Sin y bajo la batuta de Mike Adriano tanto delante como detrás de las cámaras, veía la luz la primera entrega de la kilométrica saga Pound the Round, especializada en porno POV. El tercer segmento protagonizaba el propio Mike junto a una tal Kagney Linn Karter, una recién llegada que con su fenomenal ejecución en esa misma escena acabaría alzándose ese año con el AVN, XRCO y el XBIZ otorgados a la mejor actriz revelación. Hoy, Kagney Linn practica ya el anal y la doble penetración con una maestría insospechada y está considerada por muchos entendidos como la pornstar definitiva, el perfecto equilibrio entre sus facetas.

Relacionado

Comentarios

  • Wehrmächt

    Salio en un programa de citas de MTV :)

  • xarli

    Vaya mujerón. Es puro vicio.

  • angel

    cual doble penetracion? donde esta el anal?

  • Porkus Pie

    esta silicona qur buena paja me hizo pasar, como ven hubiera sido mejor que se corriera en su cara?

  • criolloman16cm

    bahh… viejo… pero está bueno el refrito… y sí, ella está como le dá la cochina gana..

  • JordiOrgasm

    Siempre me ha gustado esta jamelga , gracias orgasmatrix

  • Anónimo

    IM-PRESIONANTE

  • oscar

    Ya basta de close up !!! Que no hay directores porno con el mas mínimo sentido de la belleza del cuerpo femenino? Solo tomas de no más de 50 cm, ya ni la chingan.

  • vonlantik

    Cual Anal? es aburrido sin penetracion por el culo

  • Joder ese culito no puede pasar hambre! los POV molan mucho porké se vive la escena en primera persona :)

  • lupercio

    es la perra definitiva

  • Guguito

    Deliciosaaaaa, tiene una cara de “yo no fui” pero la follaria hasta caer muerto

  • pornero

    Lo mejor de lo mejor! Delicioso culo!

  • Jack_

    Como que la grabaron en varios cortes, en unos trae calzon y en otros no y luego otra vez.

  • palomo

    Rubia, lozana, joven con unas tetas y culo muy bonitos.
    ¿A quien no le gustaría joderla?

  • sebasztk

    vaya hembra