Un tapón de libro a Johane Johansson

Pinjed

Por 15

¿Os acordáis de aquel ejercicio de bizarrismo loco en el que una rusa de muy buen ver echaba un polvo mientras cantaba? Al asunto era bien jodido y dudo que alguien disfrutara demasiado con la escena, pero a más de uno le llamó la atención aquella pelirroja de mirada profunda y gesto altivo. Su nombre es Johane Johansson, aunque últimamente usa el pseudónimo Sasha Swift, y en su andadura por el porno americano se ha topado esta misma semana con el imponente pollón de Wesley Pipes, que no ha desperdiciado la oportunidad de profundizar en el tema todo lo que el colon de la viciosa veinteñera ha dado de sí, que no es poco.

Relacionado

Comentarios