Just Jenna Jameson: del porno al judaísmo

Fogardo

Por 9

Para mí es una religión muy cálida y familiar que me da la sensación de estabilidad. He pasado cuatro o cinco años muy difíciles y gracias al judaísmo encontré mi camino. Siempre me gustó su lado espiritual. — Jenna Jameson.

“Just Jenna” cuenta la historia que llevó a Jenna Jameson a dejar el porno para acabar abrazando la fe judía y ayudar a otros a no caer en los mismos errores. Poco se ha hablado en esta web de Jenna después de que vendiera su imperio por algo más 30 millones de dólares y decidiera alejarse del porno, pero resumiendo: acabó enamorada de su vecino israelí y pasó de aparecer tocándose la entrepierna en la webcam y publicar fotos subiditas de tono en Instagram a dar recetas de comida para Shabat. Y todo ello, según la ex felatriz, para poner su granito de arena en la construcción de un mundo mejor.

Recordando a la Jenna Jameson de toda la vida

Relacionado

Comentarios