La inigualable implicación amateur

Pinjed

Por 18

Es inútil comparar: ni las más profesionales y apasionadas ninfómanas pornstars que piden rabos a docenas y nunca tienen suficiente, ni la más zorra de los platós que colecciona enfermedades venéreas, pueden compararse con una mujer normal en su masa crítica de excitación con su amante. El ejemplo lo tenemos con esta buena mujer, una chica corriente y moliente que demuestra una dedicación absoluta y total a su pareja y que tiene muy claro algo que saben aquellos estudiosos de las mejores técnicas felatorias: que la mejor mamada no se hace solo con los labios, sino con todo el cuerpo. El colofón lo pone una recepción climática del lechazo. Una joya de muchacha.

Relacionado

Comentarios