El imbécil que se bañó en salsa picante

El señor Cemre Candar es otro de esos caballeretes dispuestos a lo que sea con tal de ganar algo de notoriedad en al red. Normalmente sería una actitud criticable, pero cuando la tontería en cuestión alcanza volúmenes de estupidez y dolor críticos, la situación se da la vuelta y casi dan ganas de aplaudirlo. Porque meter el cuerpo entero, ano, genitales, ojos y nariz incluidos, en una bañera llena con 1.250 botellas de salsa picante tiene que ser dolorosísimo.

Este post ha sido publicado por Pinjed. Ahora tú también puedes compartir con la comunidad de Orgasmatrix tus propias noticias, reseñas, o cualquier hallazgo pornográfico que consideres interesante.

Comentarios

Relacionado