Hin Yin: devotos del autoerotismo masculino

Pinjed

Por 7

El vídeo que viene a continuación posiblemente os resulte bastante incómodo. Y no lo digo solo porque salga un modelo masculino retorciéndose en pelota picada, por ese horripilante peinado noventero, por el terrible montaje o por unos gestos faciales que perturbarían a cualquiera. Lo que sigue es una psicodélica combinación de imágenes y voz que intenta explicarnos los beneficios espirituales de los tocamientos íntimos en distintas y muy variadas posturas. Un bizarro descenso al abismo de la meditación masturbatoria que parece que ponga el mero hecho de hacerse una paja (o cosas más sofisticadas como la estimulación anal en posición fetal) casi a la altura de una religión milenaria o de uno de esos cultos new age que suelen perpetrar gurús de la autoayuda como Paulo Coelho y otros terroristas literarios.

Relacionado

Comentarios