Gina Devine, la copiloto que todos quieren

No es la checa más guapa de cuantas han desfilado por la pasarela orgasmátrica del amor, y tampoco posee el cuerpo mejor esculpido de entre sus compatriotas, pero Gina Devine tiene talento para compensar sus imperfecciones y un arma poderosa: su mirada irradia lascivia y hambre de rabo. Hoy vamos a ver a Gina en un tipo de escena que no solemos publicar, una de esas en las que Mofos la disfraza de puta de carretera o de jovencita ingenua y al final se lleva un polvo sin bajarse ni del coche.

Comentarios

Relacionado

Bienvenido a Orgasmatrix. Usamos cookies.