Un funeral con honores

Pinjed

Por 43

En marzo de 1993 el grupo terrorista indio D-Company organizó una cadena de atentados con explosiones que asolaron la ciudad de Bombai. Más de una docena de coches bomba fueron detonados en distintos puntos de la ciudad, acabando con la vida de unas 300 personas. Pero aún pudo ser peor si no hubiese sido por Zanjeer, un perro labrador policía que trabajando en labores de rastreo localizó cerca de tres toneladas y media de explosivos RDX, 600 detonadores, 249 granadas de mano y más de 6.000 balas en varios alijos de munición. Se calcula que Zanjeer pudo salvar miles de vidas humanas.

En noviembre de 2000 Zanjeer falleció de un tumor óseo y fue enterrado en un funeral con honores con la presencia de las máximas autoridades policiales.

Foto: Reuters.

Comentarios