Un apasionado beso entre violencia y destrucción

Fogardo

Por 37

La ciudad canadiense de Vancouver ardió el pasado día 15 después de que su equipo de Hockey sobre hielo perdiera el séptimo partido de la final de la Liga profesional americana (NHL) contra los Boston Bruins. Como ya ocurriera en 1994, cuando los Canucks perdieron la final de la NHL ante los Rangers de Nueva York, los aficionados del equipo canadiense provocaron graves disturbios en las calles de la ciudad. Cientos de personas provocaron incendios, destruyeron y asaltaron establecimientos comerciales y volcaron vehículos y autobuses. Los graves disturbios no sólo dejaron imágenes de violencia y destrucción, sino también una imagen que ha entrado ya en la historia de los misterios: una joven pareja, ajena a las porras y al gas lacrimógeno aparece tumbada en medio de una calle en lo que parece ser una apasionado beso.

Comentarios