El trabajo en la realidad porno

Pinjed

Por 11

¿Por qué no hay neurocirujanas o ingenieros industriales en el porno? Uno de los pilares del fundamentalismo feminista cuando se habla de porno es, no solo la cosificación de la mujer como objeto puramente sexual, sino también la sensación de que se abusa de tópicos machistas y se reduce su hipotética destreza al mero talento para el sexo y, más llamativo aún, para follarse a sus superiores. Quizá ahí esté la clave: si el objeto de nuestra excitación es un vulgar estereotipo eso nos ayuda a simplificar la fantasía y aislar lo que no nos interesa de la pornstar en cuestión. Como el intelecto, la personalidad o las emociones.

Extrapolando la misma reflexión al papel del hombre en el porno y analizando su representatividad laboral en la ficción, como bien dice el gráfico, ¿a quién le importa?

Comentarios