Tíbet, del exilio a las llamas

Tíbet, del exilio a las llamas

Desde marzo del año pasado más de una treintena de tibetanos o simpatizantes de su causa (alguno menores de edad) se han prendido fuego en distintas zonas de Asia como protesta definitiva y brutal contra la represión política de China sobre el Tíbet. A la oleada de inmolaciones se han unido diversas manifestaciones contra el gobierno de China y su cuerpo policial, famoso por su brutalidad a la hora de detener a los manifestantes (uno de solo 20 años murió la semana pasada estando en custodia de la policía) o, como ellos mismos dicen, “disuadirles” de ejercer sus reivindicaciones de libertad de credo e independencia.

Mientras, el gobierno chino niega que esté reprimiendo a sus “compatriotas” tibetanos, culpa al Dalai Lama de alentar los suicidios de los demás exiliados, y escribe en los libros de historia que la invasión comunista del Tíbet en 1951 fue en realidad la “liberación” de un régimen “teocrático”.

El joven de la foto, un tibetano exiliado de 30 años de edad, se quemó a lo bonzo en pleno centro de Nueva Delhi, en India, y murió a consecuencia de las heridas.

Comentarios

Bienvenido a Orgasmatrix. Usamos cookies.