Retrato de una agresión

Fogardo

Por 2

¿Qué estás haciendo? Vas a hacerle daño. Él me apartó y respondió: “No voy a hacerle daño, es mi esposa. Conozco el límite de mi fuerza y tengo que enseñarle que no puede mentirme”. — Conversación entre Donna Ferrato y el agresor retratado.

El trabajo de Donna Ferrato no se trata de una simulación, ni mucho menos. Lo que ves sobre estas líneas sucedió mientras la fotógrafa trabajaba en un reportaje sobre el mundo del intercambio de parejas en el club Plato’s Retreat. Según la propia Ferrato tuvo que dejar su cámara e intentar detener la agresión. Gracias a Mariela.

Comentarios

  • jaime sanchez

    El tipo se follaba a su esposa y a las esposas de otros.

    Estoy empezando a convencerme que siendo machista podría follar en un año lo que no he follado en toda mi vida.

  • Botijo

    Oh,si que bonito,el si puede liarse con otras,pero “ella no puede mentirme” vaya juego de mierda.