Preñada de Photoshop

Fogardo

Por 14

A menudo criticada por sus problemas de peso, la cantante, actriz y diseñadora de ropa Jessica Simpson debe de haber desarrollado una potente destreza para ocultar su predilección por los burritos y la salsa barbacoa. Tanto es así que en su último posado para la revista Elle (una sesión que, con el avanzado estado de gestación de la tejana debía ser algo natural, tierno y conmovedor como aquella mítica instantánea de Demi Moore), los abusos con el retoque fotográfico lindan ya con lo surrealista.

El Photoshop es aquí un arma de doble filo, un mezquino intento de parecer menos gorda en una de esas pocas ocasiones en las que lo correcto a los ojos de cualquiera, amiga Jessica, era precisamente que estuvieses gorda.

Comentarios