Portable Masturbatorium

Fogardo

Por 24

¿Os acordáis de la Almohada Ostrich? Pues el otro día me reencontré con ella, agarraos fuerte, en un reportaje sobre empresas españolas innovadoras. Casi sufro una embolia de pura vergüenza ajena. Y es que si aquella muy útil ridiculez se vende de verdad, hay un mercado para este producto que os traigo hoy, el Masturbatorium. Desgraciadamente su diseñador (Nicolaus Chauffin en colaboración con su madre, ojito) no tiene pensado comercializarlo, pero la idea tiene nivel: un artilugio que nos permite masturbarnos en público sin perder privacidad. Esto hay gente que lo viene haciendo toda la vida a través del bolsillo del pantalón, pero un poco de tecnología y diseño no viene mal.

Comentarios