¿Porno en los vuelos de Ryanair?

Fogardo

Por 7

Michael O’Leary, consejero delegado de la compañía aérea Ryanair, tiene muy claro que la clave del éxito consiste en renovar las obsoletas reglas del mercado. Creó su empresa ofreciendo destinos costosos a precios más que razonables, eso sí, a cambio de que los clientes prescindieran de casi todo: comidas y bebidas, amén de cobrar por maleta facturada… Una oferta que vendría a confirmar aquello de que “un avión no es más que un autobús con alas” y que para muchos expertos no es más que una estrategia de marketing. Esto último lo confirma una de sus más brillantes ocurrencias, la de incluir camas y sexo oral a bordo. Aventura que evidentemente nunca llegó a concretarse y que nos recuerda a su última estrategia para captar clientes low cost: ofrecer en sus vuelos películas porno, bajo previo pago. La idea, según palabras de Michael O’Leary “no es que todos puedan ver en las pantallas de los asientos la películas X sino en dispositivos de mano”.

La foto que sigue es del calendario que Ryanair ha realizado con “fines benéficos” para este 2012 que está al caer. Cuesta 10 euros, y se puede comprar en cualquier vuelo de la compañía. Sin duda, una buena campaña publicitaria y barata… Al estilo Ryanair.

Comentarios