Muerte de un soldado iraquí (marzo de 1991)

Fogardo

Por 32

Durante la Operación tormenta del desierto (Iraq, marzo de 1991), mientras viajaba por la costera Autopista 8 hacia la ciudad de Kuwait, Ken Jarecke capturó una de las instantáneas más espantosas de la primera guerra del Golfo. Un soldado iraquí petrificado en su camión por el fuego con un gesto imposible de olvidar. La fotografía jamas fue publicada en los Estados Unidos al ser retirada por la agencia AP, pero acabó conmoviendo a toda la opinión pública cuando el diario británico London Observer la hizo pública. Ken contestó a las críticas lanzadas por una sociedad –sensibilizada con las vísceras en una guerra seca diseñada para ser televisada– con una frase para la posteridad: “Si no hago fotografías como esta, la gente como mi madre pensará que la guerra es lo que se ve en las películas”.

Comentarios