Miley Cyrus se come una buena polla

Fogardo

Por 26

La trayectoria de la antaño inocente Hannah Montana, lo sabíamos, terminaría por confluir en un punto como este. Su proceso de zorrización se ha acelerado en los últimos años, superando el ritmo de otras ilustres señoritas Disney como Britney Spears o Christina Aguilera, y mandando a tomar por saco su hipotética decencia republicana en un tiempo récord, algo que se adivinaba desde sus refregones con treintañeros en discotecas antes incluso de cumplir la mayoría de edad. Hoy Miley Cyrus ha agrandado su hueco en nuestros corazones haciendo lo que más conmueve los sentimientos un hombre: comerse un pollón colosal.

Comentarios