El caso Bobbitt: amputación, justicia y pornografía

Fogardo

Por 37

Ocurrió la noche del 23 de junio de 1993, después del último episodio de cuatro años de matrimonio considerados como “un reinado de terror” que acabó con la enésima violación. Lorena Bobbitt fue a la cocina para tratar de calmarse. Todo estaba a oscuras. Abrió la nevera para beber un vaso de agua, y decidió que ya era suficiente con lo que había sufrido. Entonces vio un cuchillo de cocina de mango rojo, lo cogió y volvió al dormitorio. Su siguiente recuerdo es conducir su coche y, al llegar a un cruce, notar que no puede girar el volante “porque tenía una mano ocupada… cuando me dí cuenta de lo que era, lo tiré por la ventanilla…”

Lorena se hizo famosa mundialmente por cortarle el pene a su marido mientras dormía. John Wayne Bobbitt, su entonces marido, se dedicó un breve tiempo al cine porno después de que los doctores James T. Sehn y David E. Berman reinsertaran un nuevo pene en una operación que duró nueve horas y media. Lo más curioso del caso es que el apellido que la pareja compartiera durante cuatro años acabó convirtiéndose en todo un señor verbo:

Bobbitt. 1. tr. Cortar y separar enteramente del cuerpo el miembro masculino o una porción de él.

Comentarios