La nueva vida de Pony, la orangután prostituida

Fogardo

Por 10

Nadie sabía cuánto tiempo había estado allí Pony. La dueña de la casa se negó firmemente a renunciar a la orangután. Para ella, era una máquina de dinero en efectivo y una fuente de suerte. No fue un esfuerzo fácil liberar a Pony de este lugar terrible; cualquiera que tratara de hacerlo se enfrentaba a un ejército de pobladores de la zona que estaban armados con cuchillos, dispuestos a luchar por el dueño de casa. Su cuerpo estaba cubierto de picaduras de mosquitos. No podía dejar de rascarse y su piel tenía múltiples infecciones. — Karmele Llano, veterinaria vasca.

A la orangután Pony le pintaban los labios y era violada día a día en una aldea de Indonesia. La liberaron en 2005 en un santuario animal para después, a mediados de 2013, soltarla a su habitat natural. La historia completa de Pony en este link.

Comentarios

  • OGBLACK213

    QUE FOLLON!!!!

  • Padre Pazzaro

    Resabios de una sociedad abyecta y primitiva, tanto como otra muy cercana y que en pleno siglo XXI aún acostumbra a torturar toros, burros, cabras y hacer de ellos una puta tradición cultural.

  • Felipillo

    Malditos hombrs zoofilicos…..si van a follarse a los animales….que lo hagan con una burra…..asi como yo!

  • Alan Grant

    Qué horror y qué puta vergüenza.

  • SARGATANAS 666

    malditos enfermos mentales que se meten con un animal, entiendalo el mundoi es de ellos el dia que quieran nos mandar a chingar a nuestra madre y ni las manitas metemos, reitero enfermos cicopatas los que se meten con los animales que ardan en los infiernos…………..x Satan AMEN………………………..

  • Triple H

    Enfermos.

  • Ebola

    Lo peor de todo esto es que, habran muchisimos casos como este que no salen a la luz..

  • Murciano

    Me sé de uno que le hubiera encantado ser cliente de Pony.
    ¡Mantente fuerte!

  • Loki

    WHAT THE FUCKING FUCK. Estas son las cosas que a veces me gusta pretender que no vi nunca. Pero nunca lo logro :(

    HOLY SHIT.

    Y nada de que son enfermos mentales. Son justo como nosotros.

    • Jorge47

      Compeltamente de acuerdo