La dialéctica de Baphomet

Fogardo

Por 28

La estatua servirá como un modelo que llama a la compasión y la empatía entre todas las criaturas vivientes. Será un marcador histórico que conmemore a los chivos expiatorios, los marginados, la minoría demonizada y aquellos que han sido expulsados injustamente. — Lucien Greaves, representante del Templo Satánico.

Lo que los descalifica no tiene que ver con Satán: lo que pasa es que la obra no tiene significado histórico para el estado de Oklahoma. — Trait Thompson, presidente del Comité de Conservación del Capitolio.

Un año después de solicitar un espacio en los terrenos del Capitolio de Oklahoma, El Templo Satánico presentó su original propuesta a los funcionarios de la ciudad: un monumento a Baphomet. Los satanistas aseguran que su escultura complementaría y contrastaría con el monumento de los Diez Mandamientos colocado en el mismo lugar dos años atrás. La escultura representa a Baphomet, ídolo pagano con cabeza de cabrón, sentado en un trono de dos metros de altura con la inscripción de un pentagrama invertido.

El grupo, que buscaba recaudar 20.000 dólares mediante una campaña de crowdfunding, ya ha superado los 23.000 a nueve días para que se cierre el plazo. En caso de que se rechace la iniciativa el dinero recaudado se destinará para apelar la decisión.

Comentarios