La cabra siempre tira al monte

La cabra siempre tira al monte

Hacia las tres, los prisioneros formaron en la plaza junto al barracón 6. El alcaide del campo, comandante Amósov, pronunció un breve discurso:

–Las vacaciones revolucionarias tocan a cada ciudadano soviético. Incluso a los que han sufrido un tropiezo temporalmente… Los que mataron a alguien, robaron, violaron y en general dieron un mal paso… El Partido da a esas personas la oportunidad de reformarse, los conduce hacia el socialismo por la vía del implacable trabajo físico. Resumiendo: todos saludan el jubileo de nuestro Gobierno soviético. Pero en cuanto a borrachos y fumadores, tendrán que responder con sus actos… por no hablar de los sodomitas y zoófilos. La mitad de las cabras de la zona han sido objeto de actos repugnantes…

–Esta si que es buena –dijo una voz procedente de las filas de los hombres–. O sea, que me puedo tirar a la hija del subsecretario segundo del Comité Regional del Partido, pero ¿me está diciendo que no puedo follarme a una cabra?

Extracto de “La zona” de Serguey Dovlátov

Comentarios

Bienvenido a Orgasmatrix. Usamos cookies.