Gore pro-vida

Fogardo

Por 20

En los casos más avanzados se usan técnicas excepcionales, como la llamada de dilatación y extracción intacta o “aborto por nacimiento parcial”, que requiere dos o tres días de preparación, para asegurar la dilatación cervical necesaria, y los fármacos que induzcan el parto. El médico manipulará al feto, para hacer salir primero sus piernas, hasta dejar adentro sólo la cabeza, si así es necesario. Por último, se vacía el encéfalo por succión después de practicar una incisión en la base del cráneo. Esta técnica, que es polémica, se aplica en menos de la sexta parte de los abortos tardíos practicados en los Estados Unidos; es decir cuando el desarrollo prenatal ha superado la etapa de embrión y se denomina feto, y fue prohibida por la administración de George W. Bush, pero fue apoyada por Tony Blair en el Reino Unido.

Comentarios