Ferida Osmanovic, el fruto del dolor

Fogardo

Por 10

La bosníaca (musulmana de Bosnia) Ferida Osmanovic se ahorcó colgándose de un árbol tras la masacre de Srebrenica, en 1995, que se llevó la vida de 8.000 varones bosníacos y en la que hubo violaciones a otros tantos miles de mujeres y niños de la zona.

La historia tras la foto, realizada por Darko Bandic, es escalofriante:

Se me acercaron tres o cuatro chicas jóvenes y me dijeron que una mujer se había ahorcado en un árbol cercano. Me llevaron al bosque y allí vi una escena surrealista: una mujer vistiendo una rebeca roja que parecía estar más levitando que colgando, varios metros sobre el suelo y rodeada de hojas verdes. Al volver vi a un soldado de la ONU y le conté lo que había visto. Me contestó: “Vamos a cuidar de los que todavía están vivos, de momento.”

Comentarios