El delfín que nació de una amputación

El delfín que nació de una amputación

Cuando tenía solo 13 años, Heine Barack, un noruego que ahora tiene 33, sufrió un grave accidente al intentar cruzar las vías subiéndose a un vagón de tren que estaba estacionado. Cuando se disponía a bajar por el otro lado, el tren comenzó a moverse y él fue a sujetarse en un cable por no perder el equilibrio. La descarga eléctrica prácticamente le calcinó el brazo derecho, que tuvo que ser amputado a la altura del hombro.

Siempre odió el muñón resultante que asomaba por la manga de su camiseta, sobre todo porque no era el típico muñón redondeado y liso, sino una extraña forma con una línea en el centro. Y de tanto odiarlo y tanto mirarlo, al final un día Heine se dio cuenta de que los restos de su extremidad se parecían mucho a la cabeza de un delfín, así que ni corto ni perezoso decidió ponerse en contacto con el famoso tatuador búlgaro Valio Ska para plasmar su idea: quería tatuarse un delfín 3D en el muñón. El resultado, desde luego, no pasa desapercibido.

Comentarios

Bienvenido a Orgasmatrix. Usamos cookies.