Una vaca en casa

Una vaca en casa

Durante el nacimiento de su primer hijo, Katie tenía el hábito de extraer cada dos horas leche de su propio cuerpo para que ésta no se desperdiciara. Esta parafílica práctica continuó con sus dos siguientes retoños y lo que empezó como un reflejo instintivo de satisfacción natural y maternidad se acabó convirtiendo en una importante reserva de leche materna. Trató de donar el exceso a un banco de leche pero debido a un tratamiento con antibióticos fue rechazado. Sin posibilidad de almacenar la leche en condiciones se le ocurrió una brillante idea: alimentar a su marido con la reserva de sus hijos. Para documentar y seguir el experimento a rajatabla crearon el blog “Don’t Have A Cow, Man” (eliminado de Blogger) seguido de este curioso desafío:

La cantidad de leche materna necesaria para alimentar a un adulto es de aproximadamente de 2000 calorías al día. La leche materna contiene entre 18 a 22 calorías por cada 30 gramos. Se necesitará beber diariamente más de un litro de leche para obtener cerca de 2000 calorías. Desde este blog se le hará un seguimiento con la cantidad de litros que bebe diariamente; también se vigilará el peso. No comerá ningún otro alimento hasta que termine la totalidad de leche almacenada.

Comentarios

Bienvenido a Orgasmatrix. Usamos cookies.