La calavera de coca

Fogardo

Por 9

La escultura que puedes ver sobre estas líneas, obra del artista holandés Diddo, no es otra cosa que una calavera de cocaína. Según cuenta la revista Bullett, el artista, antes de ponerse manos a la obra, envió la droga a un laboratorio de investigación para comprobar el grado de pureza y asegurarse de que el cráneo sería realmente de coca. El laboratorio comprobó que la cocaína era realmente cocaína pero con algunos otros componentes adicionales como fenacetina, cafeína, paracetamol y azúcar. En definitiva, un cráneo de farlopa que —como nos dice su propio creador— invita a la reflexión de la naturaleza animal del ser humano y su excesivo control sobre todo lo que no sea humano. Gracias a cocodeYERBA.

Comentarios