El último suspiro de Mapplethorpe

El último suspiro de Mapplethorpe

Bajo una pálida luz
Corre, danza y se retuerce
La Vida, impura y gritona.
Tan pronto como a los cielos

La gozosa noche asciende
Y todo, hasta el hambre calma,
Ocultando la vergüenza
Se dice el Poeta: «¡Al fin!

Mis vértebras, como mi alma,
Codician dulce reposo;
De fúnebres sueños lleno

La espalda reclinaré
Y rodaré entre tus velos,
¡Oh refrescante tiniebla!

“El fin de la jornada”, Charles Baudelaire

Tal día como hoy, en 1989, fallecía Robert Mapplethorpe en un hospital de Boston por complicaciones derivadas del sida. Tenía 42 años de edad. Sus cenizas fueron enterradas junto a la tumba de su madre, en Nueva York, con la palabra Maxey marcada en la tumba.

Comentarios

Bienvenido a Orgasmatrix. Usamos cookies.