Manifestación patriótica en Munich (1914)

Fogardo

Por 36

Dominado por un violento entusiasmo, caí de rodillas y di gracias al cielo con el corazón desbordado por otorgarme la buena suerte de que se me permitiera vivir en esta época“: es indudable que las palabras de Adolf Hitler eran sinceras. Años más tarde, al ver una fotografía tomada por Heinrich Hoffman (más adelante su fotógrafo personal) de la manifestación patriótica en la Odeonsplatz de Munich el 2 de agosto de 1914, el día después de la declaración alemana de guerra a Rusia, Hitler comentó que había estado entre aquella multitud emocionada, arrastrado por el fervor nacionalista, ronco de cantar «Die Wacht am Rhein» y «Deutschland über alles».

Hoffman se puso inmediatamente a trabajar en ampliaciones y descubrió el rostro de aquel joven de veinticinco años en el centro de la foto, arrastrado y arrebatado por la histeria bélica. La reproducción subsiguiente de la foto contribuyó a asentar el mito del Führer.

Un día después de la manifestación, el 3 de agosto de 1914, Adolf Hitler presentó su petición para servir como austriaco en el Ejército bávaro. Fue aceptado.

Comentarios