Face sitting aceitoso con Sandra Romain

Pinjed

Por 4

Nada más entrar en el negocio del porno, la familia de Sandra Romain montó en cólera e incluso estuvo a punto de someterla a un exorcismo porque, afirmaban sus religiosos parientes, «Satanás había entrado en ella». Nosotros no sabemos si el príncipe de las tinieblas fue uno de los más de 500 afortunados en visitar el interior de esta rumana de portentoso culo, pero de lo que sí estamos seguros es de que los que llegaron a trabajar con ella antes de su retirada en 2008 se lo pasaron especialmente bien. Solo hay que ver cómo disfruta el bueno de Mark Ashley cuando su compañera de reparto en esta escena de Big Wet Asses #8 le asfixia con sus posaderas para luego permitirle una breve pero agradecida incursión anal.

Relacionado

Comentarios