No hay mucho que enseñarle a Marley Brinx

Pinjed

Por 10

Productora: Casting Couch-X

El planteamiento de websites como Casting Couch X tiene un problema de base en su premisa: si contratas a pornstars que ya todo el mundo conoce no tiene mucho sentido someterlas a audiciones, porque tienen experiencia y es precisamente esa experiencia la que te ha llevado a contratarla. Pero olvidémonos de consideraciones lógicas: hoy la sílfide experta en sexo anal, y candidata a pornstar revelación en los AVN y también en los XBIZ, Marley Brinx regresa a nuestra portada para demostrar en su casting que a sus escasos 21 años ya no hay mucho más del sexo filmado que necesite aprender.

Relacionado

Comentarios

  • bonet

    Me encanta esta mujer otra importante que faltó en la lista como megan rain

  • Moqueguano

    Físicamente es guapa y follable, pero PORQUE SIEMPRE toma un papel pasivo. ¿Es vaga o se quiere pasar de listilla?

    • Senil

      A mí me gusta más el papel pasivo en ellas

  • quitus

    Pero según como es un “running gag”, ¿no? Ofrecer el relato de lo “amateur” cuando es super evidente que la chica de turno es toda una pro. O quizás como aviso para los flipados que se creen esas tramas de “me encontré por casualidad con esa chica y nos lo montamos en mi furgo y ahora subo el vídeo a lo interné”.

  • ¡Llego El Lechero!

    Mientras no haga interraciales, se mantendrá en el estrellato,como Peta Jensen. :)

    • bonet

      Interracial y dp el siguiente paso. Y peta haber si hace anal

    • ¡Llego El Lechero!

      No, el interracial no es necesario sefardí pajero, a las únicas que les queda muy bien el interracial son a las judías y Peta Jensen ya hizo su primer anal, lo publico en su twitter el octubre 16 del 2015, y tu apenas te enteras.

  • Pornosapiens

    Marley es la gemela de Bessie Beast, Bessie Lowe, también conocida como Bessie a secas.

  • jerry0611

    cuando sale el anal de peta jensen?

  • Paco Ramiro

    Qué preciosidad. Que te la coman mientras te mira esa carita y luego correrse, qué envidia