El último vuelo de Jim Bailey, el Ícaro autraliano

El afán del hombre por volar, y por doblegar las dificultades que impone la naturaleza, ha llevado a muchos individuos a situaciones de lo más estúpidas y extremas. Jim Bailey, pobre y trágico soñador, fue un australiano que dedicó su vida a esa obsesiva forma de ver el mundo desde arriba, con las únicas alas que puede otorgar la imaginación, y así acabó… Al igual que Ícaro, Jim agitó sus brazos cuando vio el abismo, pero no quedaban suficientes plumas para sostenerse en el aire y cayó. P.S: Video extremo del último truco aereo de Jim Bailey, ocurrido en 1990

Comentarios

Relacionado

Bienvenido a Orgasmatrix. Usamos cookies.