El hombre remolcador (piercing extremo)

Fogardo

Por 6

Entiendo que en ciertas culturas (los Sioux por ejemplo), el encuentro de Dios se realice mediante curiosos rituales corporales. Colgar el cuerpo de un árbol gracias a ganchos en la piel es un rito más viejo que rezar, y si se practica para llegar a una plenitud espiritual, puedo incluso ver su gracia. Lo que ya no tengo tan claro es que en 2007, cuando los remolques están dotados de plataformas deslizantes con capacidad de hasta 20mil kilos, alguien tenga que hacer el “indio” y colgarse la furgoneta a la espalda para demostrar que lo suyo es el piercing…

Relacionado

Comentarios