Maestras de la mamada: Dominedging benigno

Hace poco volvimos a hablar de las bondades del edging para uso recreativo no sadomasoquista, la forma en que bien medidos los tiempos y con cierta fuerza de voluntad no solo puede alargarse el tiempo del acto onanístico sino que también se puede multiplicar varias veces el placer del orgassmo si se sabe hacer bien. Hoy vamos a ver las manos maestras de una señora amateur anónima a la que le sobran recursos: su manejo de la paja es absoluto tanto en técnica y gestión de los tiempos (fijaos cómo se detiene justo cuando se acerca la eyaculación), como en el uso de su cuerpo, no dudando en introducirse la polla en su interior con tal de hacer la masturbación más especial e intensa, hasta que al final decide poner fin a la agonía masturbando hasta que se produce la erupción copiosa de vida. Pero la cosa no acaba ahí: esta mujer es tan perversa que decide seguir estimulando aquello mientras su compañero se retuerce y accede a todas sus peticiones en un auténtico suplicio posteyaculatorio. Bendito porno amateur.

Comentarios

Relacionado

Bienvenido a Orgasmatrix. Usamos cookies.