Dolor físico, placer estético

Pinjed

Por 10

Ya habíamos visto en otras ocasiones cómo algunas no están tan preparadas como creían para dejarse entintar la piel a golpe de aguja. Desde luego, el ejemplo de hoy no es tan exagerado como el de la joven que berreaba como un cerdo destripado por un mísero dibujillo en un brazo, pero quizá la postura, los gestos y sobre todo el físico de esta rebelde rubita os resulten algo más sugerentes y agradecidos a la vista.

Relacionado

Comentarios