De compras con la pornostar Carmella Bing

Fogardo

Por 22

Algo habitual y cotidiano en la vida de una actriz porno es ir a comprar vestuario laboral. Lo de comprar lencería erótica como el que va a por el pan, es algo tan “sensual” que puede acarrear situaciones como la que sigue con Carmella Bing. El vendedor ofrece un bonito conjunto, a lo que nuestra heroína contesta cara de pocos amigos: “tengo los pezones demasiado grandes para eso, ¿ves?”.

Relacionado

Comentarios