Homenaje a una diosa olvidada: Carmen Kinsley

Es difícil situar exactamente el momento en que los culos se pudieron más de moda que nunca y cuando esa obsesión saltó del porno al mundo cultural apoyándose en culos prodigiosos como el de Kim Kardashian o Nick Minaj (aunque el embrión de esta obsesión seguramente lo puso Jennifer López en sus primero años en la música), pero es evidente que en el porno todo cambió para las culonas: de repente el pecho perdió importancia y un buen tren inferior era lo más relevante en la industria. La parte trágica de todo esto es el caso de las starlets de nalgas hiperdesarrolladas que se quedaron a las puertas de vivir una época en la que habrían sido alzadas muy por encima del estatus que llegaron a alcanzar. El trasero de Carmen Kinsley, por ejemplo, una muchacha de 22 años que debutó en 2006 y dejó el oficio en 2008, podría haber rivalizado sin ningún problema con el de reinas del estallido nalgar como Alexis Texas, Jada Stevens o Rachel Starr. Un culo que, además, siempre será recordado no no haber practicado nunca sexo anal. Un diamante virgen para la historia.

Comentarios

Relacionado

Bienvenido a Orgasmatrix. Usamos cookies.