California quiere obligar a las pornstars a usar gafas de protección

¡De locos! La Division of Occupational Safety and Health Standards (OSHA) de California está trabajando en introducir otra norma en su lista de obligaciones de seguridad para profesionales del porno, una absolutamente demencial: ponerse gafas protectoras. El reglamento está todavía siendo completado, pero se advierten exigencias higiénicas muy estrictas (como “todos los fluidos corporales deben ser considerados como sustancias potencialmente infecciosas”) y cierta voluntad de ilegalizar prácticas muy habituales en el porno.

Después de los condones se habló de dental dams (una suerte de cuadrados de látex para la felación segura) y ahora llegan las gafas de seguridad. Como dicen muchos pornógrafos, al final lo que le preocupa a la administración californiana no es tanto la seguridad y la salud de los profesionales como la voluntad de entorpecer y poner trabas en los rodajes, para expulsar poco a poco y de forma subrepticia a la industria pornográfica de sus fronteras y para quitarle a Los Angeles y el Valle de San Fernando la vitola de “meca del porno”. Y lo están consiguiendo: en los últimos años algunas productoras han empezado a exiliarse hacia Las Vegas o Florida.

Para darle algo de empaque a este delirio de las autoridades sanitarias, vamos a seguirles el rollo y traeros una recopilación de situaciones en que las gafas protectoras tendrían, a pesar de todo, algún sentido: las corridas en los ojos.

Comentarios

Relacionado

Bienvenido a Orgasmatrix. Usamos cookies.